• Para comenzar los animales se clasifican en VERTEBRADOS, Y INVERTEBRADOS

Existen tantos animales diferentes, que para poder estudiarlos hay que clasificarlos. Es decir, agruparlos según unas características comunes. Para hacer la principal clasificación tomamos una característica muy importante, la columna vertebral (los huesos).
Los animales se pueden clasificar en dos grandes grupos: vertebrados, que tienen columna vertebral, como el ser humano, la vaca, la trucha y la rana; o invertebrados, que no tienen columna vertebral, como las moscas, el saltamontes y el caracol.

¿Cómo son los animales?
Los animales son seres vivos: nacen, crecen, se alimentan, tienen hijos y mueren.
Hay más de un millón de animales diferentes. Algunos son muy grandes, como la ballena y otros, como los insectos, son muy pequeños.

Animales vertebrados y animales invertebrados

Para estudiar los animales es necesario agruparlos.
Los animales se dividen en dos grandes grupos: vertebrados e invertebrados.

  • Animales Vertebrados

Los animales vertebrados son los que tienen esqueleto. El esqueleto está formado por los huesos, que sostienen y dan forma al cuerpo.
Son animales vertebrados, por ejemplo, los peces, las ranas, los pájaros, los perros, etc.

  • Animales Invertebrados

Los animales invertebrados son los que no tienen esqueleto. Muchos tienen el cuerpo blando, como los gusanos; algunos tienen concha que protege su cuerpo, como los caracoles, y otros tienen caparazón, como los cangrejos.

El reino de los animales es muy grande y diverso. Los seres humanos, las cucarachas y hasta las estrellas de mar son animales.

Los animales no pueden fabricar sus propios alimentos, por eso necesitan alimentarse de otros organismos. Este tipo de alimentación se llama heterótrofa .

Para buscar su comida, los animales han desarrollado dos habilidades:

  1. Sensibilidad al medio: son capaces de percibir cambios en el medio en el que viven, detectando la presencia de otros seres vivos.

Capacidad de desplazamiento para poder encontrar alimento.

Los animales son seres vivos heterótrofos que son capaces de detectar  cambios en el medio que les rodea y de desplazarse en él.

Los animales se clasifican en dos grandes grupos, vertebrados e invertebrados, dependiendo de su estructura interna.
Animales tan diferentes como el elefante y la rana pertenecen al grupo de los vertebrados.¿Como es posible?

La respuesta es sencilla: ambos tienen columna vertebral y cráneo, que forman parte de un esqueleto interno o endoesqueleto.

Los vertebrados son los animales más grandes y evolucionados. Gracias a su esqueleto interno pueden mantener la forma del cuerpo, proteger ciertos órganos y desplazarse.

Algunos vertebrados tienen además un esqueleto externo o exoesqueleto. Es el caso de la tortuga.

Todos los animales vertebrados tienen esqueleto interno o endoesqueleto.

  • Características de los vertebrados

El cuerpo de los vertebrados consta de tres regiones claramente diferenciadas: cabeza, tronco y cola.
Los vertebrados se caracterizan por la estructura de su esqueleto interno, que tiene, entre otras cosas, columna vertebral y cráneo.
Las partes más importantes de su sistema nervioso, que son el encéfalo y la médula espinal, las tienen alojadas en el cráneo y en el interior de la columna, respectivamente.

Asimismo, los vertebrados tienen simetría bilateral.

Su cuerpo puede dividirse en dos partes simétricas, una a cada lado de la columna vertebral. Estas dos partes son imágenes especulares una de la otra, es decir, son como el objeto y su propia imagen reflejada en un espejo

About these ads